bideo.es.

bideo.es.

La polémica detrás de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes

La polémica detrás de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes

La polémica detrás de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes

La industria cinematográfica ha estado produciendo remakes y películas basadas en historias ya existentes desde hace mucho tiempo. Sin embargo, últimamente ha habido una creciente controversia acerca de este tema entre los críticos y el público. Algunos argumentan que estas películas son una mera reutilización de historias antiguas sin aportar nada nuevo, mientras que otros defienden que estas reinterpretaciones pueden ser sorprendentes y marcar un hito en la industria.

En este artículo, exploraremos la polémica detrás de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes. Analizaremos los argumentos de ambos lados y veremos cómo ha cambiado esta práctica con el tiempo.

Historia de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes

En los primeros años del cine, las películas basadas en historias ya existentes fueron una forma popular de crear una película. Por ejemplo, en 1896, el director Georges Méliès creó una película basada en la novela de Julio Verne, "De la Tierra a la Luna". Esta técnica se hizo más popular después de la Segunda Guerra Mundial, cuando los estudios comenzaron a adquirir los derechos de libros y obras de teatro para utilizarlos como base para sus películas.

Los remakes comenzaron a emerger en la década de 1950, con productoras como la Universal Pictures produciendo remakes de películas clásicas de terror como "Drácula" y "Frankenstein". A medida que el cine se convirtió en una forma más rentable de entretenimiento, las empresas empezaron a utilizar su experiencia y conocimientos para producir remakes que, si bien seguían la trama de la película original, incorporaban nuevas tecnologías y técnicas cinematográficas.

¿Qué son los remakes y las películas basadas en historias ya existentes?

En la mayoría de los casos, una película basada en una historia ya existente sigue la trama de la obra original. Mientras que los remakes son películas que repiten o vuelven a contar la misma historia que la versión original de la película.

Los remakes pueden ser de dos tipos: los que intentan recrear la película original fielmente y los que intentan reinterpretarla de una manera novedosa. En ambos casos, el tema y la trama de la película suelen ser similares a la original.

Argumentos a favor de las películas basadas en historias ya existentes

Los defensores de las películas basadas en historias ya existentes argumentan que estas películas ya han sido probadas con el público, y por lo tanto pueden ser más seguras en términos de rentabilidad y éxito comercial. Además, argumentan que al utilizar historias ya conocidas, estas películas pueden atraer a un público más amplio que de otro modo no estaría interesado en ver una película nueva y desconocida.

Otros defensores afirman que una buena reinterpretación de una obra clásica puede ser tan buena, o incluso mejor, que la original. Por ejemplo, la película de 2019 "Guasón", una reinterpretación de la historia del villano de DC Comics Joker, tuvo un gran éxito en taquilla y fue aclamada por la crítica por su actuación, su trama y su dirección.

Argumentos en contra de las películas basadas en historias ya existentes

Por otro lado, los críticos de estas películas afirman que están agotando la fuente creativa del cine; que la industria está más interesada en hacer dinero que en contar historias originales. También argumentan que las películas basadas en historias ya existentes son demasiado seguras, lo que significa que no tienen el mismo nivel de riesgo y exploración creativa que una película completamente nueva.

Además, los remakes pueden resultar ofensivos para los fans de las películas originales o de las obras literarias en las que están basadas. Para ellos, estos remakes son una mera repetición de un trabajo ya hecho, sin aportar nada nuevo a la historia original.

Conclusión

En resumen, la polémica detrás de los remakes y las películas basadas en historias ya existentes es un tema complejo y con muchos matices. Si bien estas películas pueden ser un éxito financiero, también pueden ser criticadas por su falta de originalidad. Además, aunque existen remakes que se han convertido en obras de arte, muchos otros son simplemente una repetición sin agregar nada nuevo.

La pregunta que queda es si la industria del cine debería centrarse en crear nuevas historias en lugar de reciclar aquellas que ya existen. La respuesta es probablemente una combinación de ambas. Por un lado, estas películas pueden ser un gran éxito comercial si se hacen correctamente, pero al mismo tiempo, es importante que la industria busque historias y conceptos originales que estimulen la creatividad y la innovación en el cine.