bideo.es.

bideo.es.

Detrás de cámaras de El Señor de los Anillos, los datos que no conocías

Detrás de cámaras de El Señor de los Anillos, los datos que no conocías

Detrás de cámaras de El Señor de los Anillos, los datos que no conocías

La trilogía de El Señor de los Anillos es una de las películas más icónicas e impresionantes de la historia del cine. Basada en las novelas de J.R.R Tolkien, la trilogía fue dirigida por Peter Jackson y sigue siendo una de las obras maestras del cine en todo el mundo. Pero ¿sabías que hay muchos datos interesantes detrás de la producción de estas películas, que la mayoría de las personas no conoce?

Esta película épica atrajo la atención de las audiencias de todo el mundo, no solo por su emocionante trama y personajes cautivadores, sino también por sus impresionantes efectos visuales y prácticos. Pero lo que mucha gente no sabe es lo que ocurrió detrás de cámaras mientras se creaba la magia en la pantalla.

El guión

Peter Jackson se aseguró de dar su toque personal a la versión cinematográfica de El Señor de los Anillos. Cambió algunas partes de la historia original para hacerla más accesible al gran público y enriqueció el contexto histórico para que los espectadores pudieran entender mejor el mundo de la Tierra Media.

Jackson, Fran Walsh y Philippa Boyens trabajaron en conjunto para crear el guion definitivo, el cual fue suficiente para crear las tres películas. Sin embargo, hubo cambios importantes a medida que avanzaba la producción de la película, los diálogos fueron revisados y adaptados para que las actuaciones y las escenas tuvieran mayor impacto.

El vestuario

La fuerza visual de El Señor de los Anillos fue su vestuario, el cual era elegante, hecho a medida y completamente autentico. Diseñado por Ngila Dickson y Richard Taylor, cada prenda era una obra maestra en sí misma; los vestidos elegantes de Arwen, la armadura detallada de los enanos, el elegante traje de Legolas, la ropa de todos los personajes estaba diseñada con una historia detrás y tenía la intención de reflejar su personalidad en la pantalla.

Para lograr el resultado final se necesitó un equipo profesional que constaba de trabajadores especializados en corte y costura, joyería, calzado y peinado. Cada prenda y accesorio debía ser concebido y fabricado a mano, desde las botas hasta las capas, los zapatos, las espadas, el maquillaje y cada ítem que aparecía en la película fue diseñado y construido para que cada personaje tuviera su propia historia y su simbología.

El cast

El reparto de El Señor de los Anillos es impresionante. La mayoría de los personajes fueron interpretados por actores británicos, aunque también hubo algunos actores estadounidenses en el reparto como Viggo Mortensen, Liv Tyler, Elijah Wood y John Rhys-Davies.

Sin embargo, hubo otros actores que se barajaron para los papeles principales, como Sean Connery para interpretar a Gandalf, pero Jackson optó por Ian McKellen para el rol gracias a su actuación en la película de Bryan Singer “Los sospechosos de siempre”. En cambio, Daniel Day-Lewis fue el primer hombre en brindar la voz al personaje de Galadriel, pero debido a un problema de programación finalmente fue sustituido por Cate Blanchett.

La elección del cast también llevó Jackson a incluir a varios amigos, como al propio escritor J.R.R. Tolkien, quien aparece como un extra en “El Retorno del Rey” en la escena en la que se ve la coronación del Rey Elessar.

Los efectos especiales

Los efectos especiales de la trilogía de El Señor de los Anillos son legendarios, aunque no fue fácil crearlos. Se grabaron sobre todo en Nueva Zelanda, donde se construyeron el 90% de los efectos de la película para que tuvieran una apariencia realista.

Pero no todo fue trabajo digital. Los orcos, por ejemplo, se hicieron a partir de prótesis y tenía que ser muy cuidadosos con los detalles adicionales que se agregaban como el maquillaje, ropa de y lentes de contacto. Gollum, interpretado por Andy Serkis, fue un ejemplo de la creación de personajes virtuales humanizados, se capturó la actuación de Serkis con tecnología de captura de movimiento, para después ser mezclado con la animación digital.

El acercamiento de Jackson a los efectos especiales era de que fueran lo más reales posibles y esto permitió que los personajes tuvieran una presencia mayor en la pantalla. Por ejemplo, el armamento y los castillos eran construidos físicamente en miniatura en Nueva Zelanda, lo que les dio la oportunidad de tomar tomas reales y sólidas, mientras que las interacciones entre los personajes y los decorados se hacían mediante croma y efectos digitales que permitían que todo creados conjuntamente se viera como una sola pieza en la pantalla.

La música

La música de la trilogía de El Señor de los Anillos, compuesta por Howard Shore, es un elemento clave en la emoción que se puede sentir mientras se ven las películas. Shore trabajo junto a Jackson en las tres películas y no solo brindó un fondo sonoro exquisito, sino que también fue una parte fundamental del equipo creativo.

La cantidad de trabajo que se puso en la banda sonora fue impresionante. Justo en la escena del consejo de Elrond, donde tienen lugar la mayoría de los puntos de inflexión del primer libro, la música instrumental es especialmente efectiva para sumar a la emoción y la tensión de la escena y es muy parecida a una ópera.

Conclusión

La trilogía de El Señor de los Anillos ha dejado una huella permanente en el mundo del cine. Pero no solo eso, sino que también ha dejado un legado en la cultura popular que seguirá siendo relevante por muchas décadas. Detrás de cada película hay una increíble cantidad de trabajo, sacrificio y talento que ha hecho posible que disfrutemos de estas películas en la pantalla grande. Desde el guion, el vestuario, el reparto, los efectos especiales y la música, todo fue logrado con dedicación y esfuerzo. Será difícil encontrar otro proyecto de cine que tenga tanto impacto y que haya dejado tanta huella como la trilogía de El Señor de los Anillos.