bideo.es.

bideo.es.

Stranger Things: la serie que nos transporta a la década de los 80

Stranger Things: la serie que nos transporta a la década de los 80

Introducción

Desde su estreno en 2016, Stranger Things ha cosechado un gran éxito entre el público, convirtiéndose en una de las series más vistas de la plataforma de streaming Netflix. La trama, ambientada en los años 80, ha logrado seducir a los espectadores con una combinación de ciencia ficción, terror y aventuras que hace un homenaje a algunas de las películas más icónicas de esa época. En este artículo, nos adentraremos en el universo de Stranger Things y exploraremos los elementos que hacen de esta serie una de las más fascinantes del momento.

La década de los 80 como telón de fondo

La década de los 80 fue un momento único en la historia de Estados Unidos, con una gran efervescencia cultural y una creciente preocupación por los problemas sociales. Es por eso que la elección de los años 80 como telón de fondo para Stranger Things no es una casualidad. La serie se desarrolla en un pequeño pueblo de Indiana, en el que un grupo de amigos descubre que el mundo que les rodea es mucho más complejo de lo que imaginaban. En este escenario, los autores han sabido recrear a la perfección la estética y la atmósfera de la época, desde la moda hasta la música, pasando por los elementos tecnológicos y los juguetes.

La trama: ciencia ficción y terror

La trama de Stranger Things es una mezcla de ciencia ficción y terror que ha logrado conquistar a un gran número de espectadores. Todo comienza con la desaparición de Will Byers, uno de los amigos del grupo protagonista, en extrañas circunstancias. A partir de ahí, los personajes inician una búsqueda que los llevará a descubrir la existencia de un mundo paralelo y a enfrentarse a fuerzas sobrenaturales. La serie sabe dosificar el suspense y el terror, manteniendo al espectador en tensión en todo momento. Pero también es capaz de hacer reír con los diálogos entre los amigos y de emocionar con las historias personales de cada uno de ellos.

Los personajes: una gran acierto

Los personajes son uno de los grandes aciertos de Stranger Things. Desde los niños protagonistas hasta los adultos que los rodean, cada personaje está construido con mimo y detalle, con una personalidad única y compleja. Entre los personajes más destacados se encuentra Eleven, una niña con habilidades psíquicas que se convierte en la gran aliada del grupo protagonista. Pero también están Hopper, el jefe de policía que se convierte en un héroe improbable; Mike, el líder del grupo de amigos; o Joyce, la madre de Will, cuya lucha por encontrar a su hijo es uno de los elementos más emotivos de la serie.

Los homenajes al cine de los 80

Una de las señas de identidad de Stranger Things son los numerosos homenajes al cine de los 80 que se pueden encontrar a lo largo de la serie. Desde la banda sonora hasta los guiños visuales, los autores han sabido recrear la estética y la atmósfera de películas como E.T., Los Goonies o Poltergeist. Pero los homenajes no se limitan a las películas de los 80. También se pueden encontrar referencias a escritores como Stephen King o H.P. Lovecraft, que han influido en la estética de la serie.

La música: un elemento clave

La música es un elemento clave en Stranger Things. La banda sonora, compuesta por Kyle Dixon y Michael Stein, está formada por sintetizadores y evoca a la perfección la estética de los años 80. Pero también se pueden encontrar canciones de la época, como "Should I Stay or Should I Go" de The Clash o "Heroes" de David Bowie, que encajan a la perfección con la trama y ayudan a recrear la atmósfera de la serie.

La segunda temporada

En 2017, Stranger Things estrenó su segunda temporada, que mantuvo el nivel de la primera y consolidó el éxito de la serie. En esta temporada, los personajes tienen que enfrentarse a una nueva amenaza, descubriendo que lo que parecía ser una simple desaparición era solo la punta del iceberg. La segunda temporada también profundiza en las historias personales de los personajes, haciendo que el espectador conecte aún más con ellos.

Conclusiones

Stranger Things es una serie que ha logrado transportarnos a la década de los 80 y hacernos vibrar con sus historias de ciencia ficción, terror y aventuras. Pero también es una serie que ha sabido construir personajes complejos y creíbles, con los que el espectador puede conectar. Los homenajes al cine y la música de la época son un elemento más que consolida la atmósfera única de la serie. En definitiva, Stranger Things es una serie imprescindible para cualquier amante del cine y la televisión que quiera disfrutar de una trama adictiva y emocionante.